domingo, 21 de febrero de 2010

Desde mi cielo

Saoirse Ronan en el año 2007 contaba con escasos 14 años, fue nominada a varios premios, entre ellos el Óscar y BAFTA como Mejor Actriz de Reparto por la cinta Expiación, deseo y pecado.

En la pasada entrega de los premios BAFTA, Ronan fue nominada, pero ahora como Mejor Actriz, por esta cinta basada en el libro de Alice Sebold, The Lovely Bones, en la que interpreta a una niña que fue asesinada y en un lugar entre la vida y la muerte, envía mensajes a su familia para que identifiquen al asesino.

El director de El señor de los anillos, Peter Jackson, fue el encargado de adaptar la novela de Sebold a la pantalla grande, en la cual guía a un gran elenco; Susan Sarandon quien interpreta a la abuela, Mark Wahlberg encarna al padre de Saoirse junto con Rachel Weisz como la madre, y el asesino es interpretado por Stanley Tucci, en esta historia dramática y a la vez inteligente combinada con un reparto de primera.



viernes, 12 de febrero de 2010

Cinco días sin Nora. La favorita del Ariel 2010.

Mariana Chenillo, nos presenta en el filme “Cinco días sin Nora” un ceremonial de la comunidad judía en México. Lo que empieza como un drama, poco a pocova adquiriendo tintes de comedia sentimental.

La respetable señora Nora, que padecía ataques suicidas en los cuales había fallado catorce intentos, logra por fin su cometido, dejando todo planeado para que su familia se reúna a favor de su muerte.

La familia se sumerge en diferentes peripecias, el ex-esposo se aferra a encontrar las pruebas e una infidelidad, las pequeñas nietas juegan al comercio con las flores del velorio, los amigos judíos guardan las fiestas. Una historia muy bien lograda donde se exponen las verdades religiosas y de cómo el ser humano va formando sus propias manías.

“Cinco días sin Nora” es un llamado a la tolerancia entre las diferencias que vivimos los humanos, es un grito de igualdad para que la humanidad amemos al prójimo como a uno mismo.

Esta película ha logrado posicionarse en los primeros lugares de diversos festivales de cine a través del mundo, así mismo consiguió 11 nominaciones a los Premios Ariel, que otorga la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Este es la Opera Prima de Mariana Chenillo. “Cinco días sin Nora” es de esas películas que no deben dejarse de ver, es un filme bien calibrado y con un contenido excelente.


jueves, 11 de febrero de 2010

Premios Ariel a lo mejor del Cine Mexicano para abril de 2010


En México ya están abiertas las nominaciones a las mejores películas del Cine Mexicano para otorgarse en su edición del año 2010, para ser galardonadas estas producciones con el Premio Ariel.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencia Cinematográficas de México, anuncio la lista de los nominados. A continuación les presento las ternas:

Mejor Película.-
Cinco días sin Nora.
Corazón del Tiempo
Norteado

Mejor Dirección.-
Carlos Carrera por El traspatio.
Mariana Chenillo por Cinco días sin Nora.
Alberto Cortés por Corazón del tiempo.

Mejor Actor.-
Fernando Luján por Cinco días sin Nora.
Silverio Palacios por Conozca la cabeza de Juan Pérez.
Harold Torres por Norteado.

Mejor Actriz.-
Asur Zágada por El traspatio.
Paulina Gaytán por Cosas Insignificantes.
Teresa Ruiz por Viaje redondo.

Mejor Coactuación Masculina.-
Iván Cortés por El traspatio.
Enrique Arreola por Cinco días sin Nora.
José Sefami por Conozca la cabeza de Juan Pérez.
Rodrigo Correa por Oveja negra.

Mejor Coactuación Femenina.-
Angelina Peláez por Cinc días sin Nora.
Verónica Langer por Cinco días sin Nora.
Sonia Couoh por Norteado

Mejor Guión Original.-
Cinco días sin Nora de Mariana Chenillo.
Corazón del tiempo de Hermann Bellinghausen y Alberto Cortés
Norteado de Edgard San Juan y Rigoberto Perezcano
Parque vía de Enrique Rivero.

La gran favorita para llevarse el Premio Ariel es la película Cinco días sin Nora, que alcanza las 11 nominaciones entre ellas la de Mejor Opera Prima y Mejor Película. Norteado alcanzó las 10 nominaciones y El traspatio con ocho nominaciones.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencia Cinematográficas de México tiene todo listo para la entrega de los premios a lo mejor del Cine Mexicano, que se celebrará el próximo 13 de abril de 2010, en Sala Nezahualcóyotl, Zona Cultural, Ciudad Universitaria UNAM, a las 19 horas.

Una de las novedades que nos presenta la premiación, es el novedoso sistema de votación a través de internet que diseño la Universidad Autónoma de México (UNAM) para que de esta forma, sea el público quién tenga un voto de calidad. Pero la responsabilidad es del Comité integrado por 49 miembros de la Academia.

Conozcamos a los más nominados:

Cinco días sin Nora, es la historia de una mujer que extrañamente logra reunir a su familia gracias a su muerte, y lo cual parecía imposible. Todos en una misma mesa reunidos por motivo de su muerte. Esta película ha ganado como Mejor Película en el Festival Internacional de Mar de Plata y en el Festival de Biarritz.

Corazón del tiempo, narra la historia de amor en las tierras autónomas controladas por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Este film ha logrado el Premio Especial del Jurado del Festival Ibero-Americano de Cinema.

Norteado, es la historia de un mexicano con sueños de irse de ilegal a los Estados Unidos. Al no lograrlo comienza a familiarizarse con la Ciudad de Tijuana. Ha logrado el Premio de la Industria en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, así como una Mención Especial en El Festival Internacional de Cine de Bratislava.

El Ariel es el premio de mayor prestigio para el Cine Mexicano. Se entregó por primera vez en el año de 1947. El diseño de la estatuilla estuvo influenciado por el libro Ariel del escritor José Enrique Rodó, publicado en 1900.

El cine mexicano es una industria en la cual las películas se hacen “por amor al arte”, se destacan los meritos de aquellos directores y realizadores ya que el cine mexicano a sobrevivido gracias al espíritu de los artistas mexicanos.





martes, 9 de febrero de 2010

Hombre Lobo entra al Ataque



Caracterizarse como Hombre Lobo para el rodaje de la cinta The Wolfman, con la que llegará a las salas cinematográficas el próximo viernes, le llevaba cuatro horas a Benicio del Toro; en cambio, descubrir su afecto por el mítico personaje sólo le llevo unos segundos.

“Yo lo veo (a El Hombre Lobo) como víctima, en parte, no como lo que dicen que es”, dijo el actor de origen puertorriqueño al hablar del personaje que realizó bajo la dirección de Joe Johnston.

“Siempre he estado del lado de los monstruos”, añadió en el mismo tono pausado con el que se dirigió a la prensa en la cita que tuvo ayer por la mañana, para hablar de su más reciente filme, Wolfman.

“Yo, de chico, protegía a los monstruos; porque siempre los seres humanos eran los que los maltrataban, los que no los entendían; así que mí actitud era la de protegerlos. Por ejemplo, a King Kong lo sacaban de donde vivía y lo llevaban a Nueva York a que hiciera de payaso (…); mientras que Frankestein no tiene la capacidad para distinguir entre una flor y una niña”, añadió Del Toro.

En la cinta, en la que comparte créditos con Anthony Hopkins y Emily Blunt, el actor también funge como productor, una experiencia que, destacó, fue muy enriquecedora y a la que tuvo que adaptarse.

“Cambiar la cámara de sitio puede tardar media hora, las decisiones toman más tiempo”, expresó respecto al sistema de trabajo que distinguió a la cinta que seguirá promocionando por un tiempo, ya que su siguiente cita es en Nueva York.

El protagonista de cintas como Traffic, Che y 21 Grams dijo que para interpretar al personaje, que aparecerá este viernes en las pantallas mexicanas, se preparó a conciencia.

“Vi casi todas las películas, pero creo que me influyó más la original del Hombre Lobo”, expresó refiriéndose a la película que en 1941 que protagonizó Lon Chaney Jr.

Respecto al hecho de compartir créditos con Anthony Hopkins; el actor boricua aseguró que le sorprendió el trabajo del protagonista de El silencio de los inocentes.

“Fue una experiencia intimidante, pero al final te da confianza, te diviertes tanto que durante los cortes cuenta muchas cosas”.

Sin dejar de lado el tema de la producción que lo trajo a México, en la que encarna a ‘Lawrence Talbot’, un noble “shakespeariano” que usa la venganza para romper la cadena y acabar la maldición del hombre lobo; el actor también habló de sus objetivos, cuando se le preguntó qué implica en su carrera toda la parafernalia de la producción de The Wolfman.

“Una película más, ¿qué implica en la carrera? Para un actor, el ideal sería poder hacer películas de estudio y películas independientes, no me olvido de dónde vengo; así que seguiré haciendo películas independientes y apoyando.

“Y me gustan toda clases de películas, me gustan filmes que me hacen pensar, que me hacen reír, que me asustan, así que me gusta hacer todo tipo de cintas; creo que algunas serán un poco más fáciles y otras más difíciles, y, como actor, la idea es estar en distintos tipos de películas”, agregó.

De su experiencia con Guillermo Arriaga en 21 Grams, el actor comentó que fue tan grata, que “lo volvería hacer con los ojos cerrados”, así como también compartir créditos con Demian Bichir, con quien actuó en el filme Che.

También destacó que ahora le gustaría trabajar bajo la dirección de Carlos Reygadas, a quien considera un “gran director”; e incluso, y retomando el tema de los monstruos, destacó la posibilidad de hacer “una nueva versión de El Santo y Blue Demon vs. El Lobo”.

En torno a sus siguientes compromisos destacó que “no hay nada concreto”; sin embargo, reconoció que para la nueva versión de Los tres chiflados suenan los nombres de “Jim Carrey y Sean Penn”.
Licantropía hereditaria

La transformación de ‘Lawrence Talbot’ (Lon Chaney Jr.) en la cinta original de Universal (1941) The Wolf Man, requirió de diecisiete planos fijos del actor maquillado y de la gran edición de John P. Fulton. En la nueva cinta, se mantienen detalles del diseño original como se muestra a continuación:
Los detalles de la nariz que se levanta, se engrosa y se vuelve más canina.

• Las orejas se mueven hacia atrás, y se alargan hacia arriba hasta terminar en punta.

• Las cejas y la barba se fusionan y desaparecen, hasta formar parte del pelo.

• Dos pares de dientes crecen hasta formar colmillos, un par en la parte superior y uno en la inferior.

• Aunque en la versión de 1941, el color original del traje es blanco y negro, en la nueva versión es de un tono café.

Una de las diferencias más notables son los colmillos, que en la primera versión realmente crecen en el lugar de los caninos y en la versión moderna aparecen en los primeros premolares, una posición después de los de la cinta original.